lunes, 31 de octubre de 2011

Mirar un libro

La ilusión de tener un libro
es saber que puedo leerlo,
con la esperanza de hacerlo.
Algunos los almaceno
para consultarlos.
No tengo tantos pero sé,
o creo que sé,
que todos no los leeré.
Seguiré comprando
porque al mirarlos,
sin tan siquiera tocarlos,
solo la forma ya me dice algo.


Lee.
Es vicio.

viernes, 28 de octubre de 2011

Edades

Chavales,
como lo fui yo,
pequeño en edades;
chiquillos,
aún más pequeños
como todos fuimos;
niños,
todavía soy un niño
que aprende de los que saben;
eternamente joven
para los que no me conocen.
Tempranas edades.

jueves, 27 de octubre de 2011

Esclavizada

El agua, de fuego viva
en una máquina infernal,
gotas que purifican
disparadas enanas
por las aspas de metal,
una por encima,
la otra sobre el agua
que arde en el suelo,
géiseres del infierno,
lluvia que moja y abrasa
los restos de un manjar
que ya es ayer.


Vendrá después
el aire seco a desertizar
las superficies empapadas,
las de colores y las blancas,
las que son metálicas
y también las de cerámica.
Todas las caras brillarán
y llegará el reposo,
el descanso ansiado
y el sueño en un armario
en ausencia de los ojos.


Hasta la próxima comida
en la que, ya puesta la mesa,
iniciará junto a la servilleta
la singladura repetida
una esclavizada vajilla.


Al menos tres veces al día.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Ser o creer

Después de crear un universo entero
para ti y para mi
vino a hacerse muerto
por ti y por mí.
Y por otros.
Fue Dios.
Por todo ello
no creo que nos desee sufriendo.
Tanto amor
ha de ser para que podamos disfrutarlo
con pasión.
Así nos hizo.
Pensando así como pienso
me hizo a mí.
A ti tal como tú piensas.
Si te hizo.
Si crees de otra forma
hazlo a tu manera,
sin hacer daño a otras personas,
sin molestar siquiera.
No hace falta que yo crea
pero sí que viva con plenitud la vida.
Vive tú la tuya y sonríe.
No me importa que creas o no creas,
me importa que sonrías
si es lo que deseas.
Y que seas.
¡Vive!
Como quieras.

lunes, 24 de octubre de 2011

Dos ojos

El universo de tu ojo,
el ala de una mariposa,
toco los colores en las formas
con todos mis ojos.

La belleza regalada empapa en mi mirada,
revienta en los meandros de mis sesos revueltos,
besa las eses que serpentean y piensan
la luz que les llega
a mis ojos verdes,
explota insolente.
Es la obra de la naturaleza que descansa.
En tu ojo quizás tu alma.

Todavía me queda otra ala que mirar,
extasiar de luz el cráneo con ansia
de ver volar.
Aún me queda un ojo que mirarte,
galaxias,
un cosmos total
se mostrará detrás de mis pupilas
para volver a pensarte.

Dos alas.
Tú en dos ojos
llenas la nada
y lo tienes todo.

domingo, 23 de octubre de 2011

Paz

Paz.
Paz.
Paz.

Tres letras.
Tres palabras.
Euskadi eta askatasuna.

Así.
Ahora sí.
Ya sí.

Se busca la democracia ya.
Con la palabra.
Habla.

Paz.
Paz.
Paz.

viernes, 21 de octubre de 2011

El agua

El agua,
placer de vida.
Entre los poros de las piedras
filtrada,
en escorrentía
resbalando sobre la tierra,
salvaje en la cascada,
cada gota una perla
si la miras,
si la bebes un río
hecho sangre
que navega latido a latido
en rojo enfurecido.
En el mar
se hace la gota salada,
brinca en espumas escarchadas
y nada en calma.
Cada gota
placer de vida,
si la bebes,
si la tocas,
si la miras,
si la sientes.
¡Ya quisiera el nácar!
Perlas transparentes.
El agua.

jueves, 20 de octubre de 2011

Año Nuevo

Uvas de un racimo
que nunca serán vino.
Navidad.
Las acompañarán
otras uvas que se hicieron
cava catalán.
Pronto Año Nuevo.
Más uvas para saludarlo
despidiendo al viejo,
pasa el tiempo con solo pensarlo.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Hola lluvia

Una flor se enciende.
Nace,
un capullo que crece,
se hace,
muere.
Queda la planta.
Una hoja verde
cuelga en una rama.
Árboles de un bosque.
Tantos y tantos millones
hacen una primavera
que llena de colores
cerca de media tierra.
Una hoja cae,
caen todas,
caducas se esparcen
en alfombras.
Aguantan las frondosas
este otoño
como todos.
Belleza.
Más de seis meses
de medio planeta.
Ya tiritan las pieles
en texturas de gallina.
¡Una gota!
Otras pocas.
Hola lluvia.

martes, 18 de octubre de 2011

Reflexionando

Reflexionando
me he dado cuenta
de que si me lees
en un lector de feeds
no te enteras
cuando hablo de pájaros
o de cambiar la forma de las letras.
En mi blog, claro.

Reflexionando ¡Qué descaro!

Muevo la lengua,
dos palabras
y Sócrates que asoma en la cabeza
como injerto en la huerta.
Intelectual de labia vana
circunvolucionando con la azada
en el cerebro seco.
Hablábamos de eso, de pájaros.

A alguna gente parece
que los nidos nos crecen
en el cráneo.
Repetidos.

Si Borges se levantara
me diría que ya me lo dijo.
Él sí sabía de palabras,
él sí reflexionaba.

lunes, 17 de octubre de 2011

Dos estrellas

Hace mucho, mucho tiempo,
cerca de este siglo,
ella, tan querida,
a quien recuerdo y siento
con todo el cariño,
me regaló una fotografía
de la que recorto
este escogido trozo.
En la ciudad del sena
entre algodones rosas
y la belleza hermosa
de una niña peliroja
se eleva a las estrellas
la lanza más famosa
de la tierra entera.
Hay otras
pero no son vuestras.
A ti que me la recuerdas,
a ti que sé que te emociona,
y a ella,
os dedico esta idea.
Un puñal suyo
clavado en mi cerebro,
un recuerdo tuyo
apuntando al cielo.
¡O es al revés!
El puñal tuyo y el recuerdo suyo.
También.
Leas como leas, disfrútalo bien.


domingo, 16 de octubre de 2011

Niños muertos de hambre

En este momento en que escribo
un niño...
Otra vez.
Mientras escribo
varios niños pequeños
se están muriendo...
Tampoco está bien.
Ahora que escribo,
muchos, muchos niños
están siendo carne muerta.
De hambre.
Quisiera que cuando tú leas
ningún niño se muera.
No me tiemblan los dedos
cuando escribo
pero me tiritan las neuronas
en el cerebro
y siento un fuego de niños,
una hoguera grande,
que me arde en el pecho.
Tú que lees, piénsalo,
no es broma.
Es hambre.

sábado, 15 de octubre de 2011

Ayuda al que tropieza

La torpeza me hace sentir muy torpe.
Si cuando tropiezo puedes ayudarme
te agradecería que lo hicieras, conque
no esperes a que te lo digan y ayúdame.

Me repito porque es importante.

Si puedes aliviarme
evitándome un mal trago
pon algo de tu mano.
Es así de fácil.

Si además te ríes
que sea una risa sana
que reírse es humano
y está en los genes de todas las razas.

Tú te diviertes,
yo respiro
y el mundo es más fuerte
porque somos amigos.

Pero no lo olvides,
si el mal rato que pase
puedes aliviarlo
no dudes lo que dura una hache
 y entra a saco
para que también pueda reírme.

Entre los dos
haremos algo hermoso,
usar dos preciosas palabras,
una es magia.
Gracias.

viernes, 14 de octubre de 2011

La forma de las letras

Hoy la forma de las letras
es distinta.
Le dije a Blogger ¡Cámbialas!
Obedeció.
Sin esperas,
sin tonterías.
Te diría que se encendió
alguna lámpara
detrás de mis pupilas.
Mentiría.
Empezaban a cansarme
y las cambié.
No dudo otros cambalaches,
sin prisa,
cuando cuadre.
Pienso en el color de las letras.
En manchas rojas,
de sangre,
como de hambre
porque se te seca la boca.
También en Picotea.

jueves, 13 de octubre de 2011

Hambrientos

Lo que pienso.
Siempre deseo importante
lo que pienso
cuando lo realmente grande
es pensar.
La importancia es circunstancial
y personal.
¡Qué le importará
a un adolescente negro
de los que están hambrientos
un trocito de arte
o que el Guggenheim sea de titanio!
¿Y a un payo?
¿Y a un gitano?
Si todos tienen hambre
creo que todos prefieren
saludar al panadero,
o al frutero,
o visitar el cubo de la basura.
¿Te sorprende?
Déjame que lo piense.

Hipócritas de la vida y de la usura
no tenemos cura.
O sí. Yo creo que sí.
Ya que lees
también depende de ti.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Leer libros

Un libro cerrado,
un misterio,
tan solo mirarlo
ansias de leerlo.
Verlo
y ya querer tocarlo
aunque no suene al tacto.
Estanterías llenas
de una librería
y un cerebro lleno de ausencias.
No poder nunca
leer tanta literatura.
Ya lo sé,
es mejor que tú lo asumas también.
Mientras tanto pensaré un rato
en la próxima lectura
dejando la mente en blanco.

lunes, 10 de octubre de 2011

Datos en la nada

¿Y qué fue de ellos?
Aquellos que ya son memoria.
Bits desaparecidos en el infierno
de una historia corta
en aplicaciones transitorias
de discos cerrados
o nubes ilusorias,
en un computador viejo
que ya no funciona,
en aquella aplicación nueva
que en la red hoy es un error cualquiera;
bits en bytes que ya fueron,
datos hoy en el páramo
a la fuerza olvidados.
¡Qué paradoja!
Olvidados en alguna memoria.
En nada atrapados
en la nada se perdieron
cual encarnado pintalabios.
Menos mal que sé escribir otros nuevos.

sábado, 8 de octubre de 2011

Olas, gotas.

Ondas que flirtean blancas,
zigzagueantes,
coronadas de espumas,
evaporadas al sol brillan la luz de la luna.
Libres surfean las gotas de agua atrapadas
en las líneas que las olas del mar dibujan.
Gotas redondas
saltando a mares
en las olas.

jueves, 6 de octubre de 2011

Gracias

Gracias,
hermosa palabra
si la escuchas y si la hablas.
Úsala y leerás su gracia
en el hervor de la nada
de tus entrañas.
Es como amar,
no se ve
pero se lee,
se siente,
hormiguea.
En el corazón quema
a su derecha
como una llama.
¿Pequeña?
O como una galaxia.
Prueba.
Que sean sinceras.

martes, 4 de octubre de 2011

Caza

Lo apasionante de la caza
es luchar con el lobo
a causa del hambre,
vencer y comerse al lobo,
por hambre.
Así es cazar.
Lo demás
veleidades de espíritus torpes
o de ricos sin sangre.
Un rifle en la mano, muy fácil.
Matar gratis.
¡Hay que ser pobre!
Valiente cobarde.

lunes, 3 de octubre de 2011

Tus mentiras


El corazón tiene el tamaño de tus actos,
aún siendo un enamorado de las palabras
sé que con ellas tu lengua miente y engaña.
Un día, solo de infarto, lo verás claro
y desearás cambiar tus mentiras viejas
por un poquito de compañía eterna.
Entonces te habrás dado cuenta
de que en nosotros te hiciste carne muerta.

sábado, 1 de octubre de 2011

Tus letras

Con cara de niña
te conocí,
cara de niña te vi
en el último ahora.
Es que no escapa la sonrisa
de tu boca,
no te olvida.
Un día tus mejillas
también reían leyendo.
Casi ahora te vi recitando,
también lo hacías riendo
con los labios.
Lo mismo disfruté en tu cara
mientras bailabas
a mi lado
abiertos los brazos,
las manos levantadas.
Solo me falta leerte,
falta algo siempre.

Firefox