sábado, 28 de abril de 2012

El cuchillo


Amenazada,
después de las brasas
aguardaba se cumpliera
la ya dictada sentencia,
ser despedazada
ahora carne ya muerta.

El cuchillo,
de madera el mango
y dentado el filo
de inoxidable acero,
brillante,
despiadado,
fiero,
se abalanzó serrano
sobre el blanco cadalso,
el plato.
La carne,
casi cruda,
recibió el tajo
y, sangrante,
clavadas las puyas
delgadas y profundas
del tenedor enhiesto;
aguardó quieta
el viaje singular
que, atravesando el aire,
la llevaría en trayectoria circular
entre los amarillos dientes
en la caverna de la boca.
El hambre,
mucha o poca
siempre sin par enemiga,
esperaba a alimentarse
trozo a trozo
con el filete de ternera.
De la ternera fallecida.

Otra vez el cuchillo
se clavó hondo,
segando,
en un nuevo pedazo.

La ternera comida por la bestia
a cachos.

Otra comida de otro día.

viernes, 27 de abril de 2012

Lotería


Esclavo del juego
probablemente pierdes.
¡Vaya rostro que tiene mi gobierno!
Acierte quien acierte
él gana siempre
y no tiene reparo
en jugar contigo a la suerte
esquilmando tu trabajo.
Él gana siempre,
tú pierdes.
Probablemente.
No depende de cómo juegues,
él nunca pierde.
Es lotería del inocente.
Si lo hiciera un tahúr callejero
lo detienen,
es cosa suya el juego
y de unos pocos con licencia.
Es una vergüenza.

jueves, 26 de abril de 2012

Aroma de flor

Perfume toda
eres tú aroma,
flor que no posas
modelo entre todas las cosas,
violeta, amarilla, roja, azul...
Las frecuencias de la luz
en las flores son todas.

Hoy he visto colonia
publicitada en letras de gala
escritas en un frasco de cristal
y color publicidad,
a una flor blanca
se fue mi memoria a mirar.
No sé el porqué del color,
sí sé el de la flor.


martes, 24 de abril de 2012

Corazón lleno


Ella sola,
esperando una nota
perfumada de rosa
que no llegó.

Hoy sabe que no era el sol
el que no escribió.
Gracias les dio
a Dios,
al sol,
al papel de la hoja que no existió
y al nuevo amor.

lunes, 23 de abril de 2012

Más lejía

Chocan,
rebotan
y vuelan,
tres gotas que explotan en la camisa nueva.

Lejía,
fuerza viva
que salpica.
Escribámoslo con una sonrisa.

sábado, 21 de abril de 2012

Prensa sin ideas


Mas vivir
y menos bobadas,
yo también sé que dijo sí
la duquesa de La casa de Alba.
Ya no le veo la importancia,
pero se la ve la prensa entera
de la nación de España,
se casó hace unas semanas
y aún es noticia su excelencia
por la tontería más pequeña
que la señera y regia prensa
decida panderetear en el papel
o en la vertical pantalla.
Pronto llegaremos a ver,
y también a leer,
cómo se llamaría el niño.
Seguramente ya lo han escrito
y me lo he perdido.

viernes, 20 de abril de 2012

Titulares


El Rey de la selva
hunde la pierna
y se avería la cadera.
En cazar piensa
la real calavera.

Tiro a tiro
mata.
Sangre derramada,
vidas que no valen nada,
placer antiguo.

La caza, una niña y el hambre.
Tanto esfuerzo
para caminar tan lejos
a tantas niñas darían carne
que la caza hoy no la entiende el cerebro.

El Rey extraño
dibujado
por no saber de hambre,
de niñas que acarrean agua a sus padres.
Solo sangre.

Rupestre
es la cueva
en donde duele
la masa que piensa
en la caza y no en verde.

Valores
que sin entenderse
el placer lo anteponen
a mantener el nombre
de la niña que muere.

El precio de una bala
llenaría la selva de magia
con hogazas,
sonrisas
y miradas alegres de niños y de niñas.

Fin de reinado,
fin de la confianza,
fin de una casa
que en lo privado
ya no reina nada.

Entre la maleza
o a la altura del barro
como se habla en mi barrio,
así se ha dibujado
la realeza.

Ella sola
y con brocha gorda.

jueves, 19 de abril de 2012

Entre la maleza

Reír por no llorar.
El Rey a holgar.
Un pie agujereado.
Dinero por un ducado.
¿Aun va más?

Fin de reinado

El león dejó de ser Rey
viajando.
Perdió el reinado,
en la selva es ley,
por ser privado.

miércoles, 18 de abril de 2012

martes, 17 de abril de 2012

El Rey Extraño

Una niña.
El hambre.
El Rey de la selva.
La sangre.
Algo no rima.

La caza, una niña y el hambre

Una niña se muere de hambre
en África,
el Rey de la selva derrama sangre,
de caza,
realeza vana.

lunes, 16 de abril de 2012

Tiro a tiro

En África
extrae sangre
bala a bala
de la manada.
El Rey de la selva.

domingo, 15 de abril de 2012

El Rey de la selva

Cerebro de elefante
en la cadera,
grande,
y de leña.
El Rey de la selva.

miércoles, 11 de abril de 2012

Rencor

Otra vez
si no duele está bien,
si escuece
lo que prefieres
es que deje de molestarte,
que cicatrice la sangre.
Empecé repitiendo
y me encamino sangrando
en plan guerrero,
mejor acabo.
Ya escribiré
Otra vez.

jueves, 5 de abril de 2012

Hambre en Atenas

Atenas,
siglos adelante
la gente se reúne en el ágora
en torno al hambre,
palabra de moda.

Un gran logro
de un hombre
que ya no es filósofo,
es pobre.
Está solo.

Grecia, la moneda
es la nueva plaza,
la nueva palabra
que habla de plata
y morir de indigencia.

Un hombre se asesina
sin comer en la basura
del cubo de la esquina,
prefiere a la comida podrida
otra muerte segura.

La nueva Atenas
de un mundo que babea
en la usura.
Ayuda ninguna,
es el sistema.

Escudo indigno
de corazón podrido,
el sistema es el culpable,
yo velo lo mío
sin perjudicarte.

Mucha voz podrida
en un mundo podrido
de vidas podridas.
Corazones podridos,
joyas podridas.

Todos somos uno
en cada plaza con la boca delgada llena de hambre,
siglo veintiuno,
dinero oculto que es de otro uno,
despertares.

Ayer en Atenas,
hoy en un ágora cualquiera.
El ser humano se renueva.
Esclavitud vieja.
Hambre.

miércoles, 4 de abril de 2012

Amigas fugaces


Amigas de siempre,
amigas fugaces,
amistades,
gente.

Apareciste
y no fuiste
porque no quisiste.
Fue triste.

Interesante.
Estelas de cometas fugaces,
brillantes,
estuviste en tu instante.

Desapareciste,
cuando quisiste,
no antes.
Felicidades.

Acertaste,
queda una imagen.
Es tarde.
Ya no es tiempo de besarte.

Firefox