jueves, 30 de agosto de 2012

En una pintura pequeña

En una pintura pequeña
y bien compuesta
es capaz la mirada de ver la nada.
En el todo abstraídas pinceladas
como en el mar infinitas espumas
dibujan líneas blancas,
en la mente los puntos de la mirada
idean, del cuadro, la substancia.

Ha de ser inventada.
El creador es la mente humana,
la que fisga,
pero la del pintor no es nula,
él fue quien pintó sobre la nada.
Él dijo ¡Mira!

miércoles, 29 de agosto de 2012

¡Es todo tan fácil!

Música de las flores.
En añil
como pétalos sobre los que las abejas vuelan,
olores,
sudan,
también suenan,
algo como así.
¡Oye!
O mejor,
presta atención.
¡Escucha!

Las piedras,
aromas de aspereza que huelen a madre,
madre tierra.
Natura entera.
Fábrica de palos,
bosques de hembras,
sin hombres de metal barato,
naturalezas.
Una anciana concha
con vestidura vieja
de una otra época,
fósil,
añejo calcio,
prehistórica playa,
la música no recuerda nada.
Es.
Fue.
Mira y ve.

Ondas,
ya se marcharon todas aquellas olas,
volvieron otras.
Estelas en la playa,
y golpeándolas solas
en espumosos ritmos
este mundo se escribió dibujado.
Pintadas otras costas
países de otras vieiras,
ostras,
milenios olvidados,
continentes y océanos,
la hoja de un limonero
al viento
llega al suelo y alimenta,
nuevo carbono.
Contribuyendo.
La existencia y sus posos.
Concha que mueres
otro nácar ha de sucederte.

Ya hemos muerto.
Música conservada,
otras vidas,
desiertos llenos de arena,
cementos desparramados en granos
y hierros oxidados.
La sangre olvidada
sin venas.
Quedan las plantas llenas de savia,
río de vida
que baja de abajo hacia arriba.
Las cosas de los pobres
perduran
debajo del cielo y de la luna.

¡Tan fácil!,
¿No la conoces?
La canción.
Todo gratis.
Escapó.
¡No!

Las cosas de los pobres.
Verdes.
El sonido del aire,
aromas de azahares
y el tacto de una piedra áspera.
Una fresa ácida.
Una mora silvestre.
Cosas de monte,
y de pobre,
tan sencillo como decir conque
y callarte.

¿Escuchaste?
Fantástica orquesta
rodeando el planeta.
Naturaleza,
humanidad muerta,
naturaleza viva.
Paseos.
La vida de un pobre.
¡Oye!
¡Escucha!

¡Muda!
Nueva idea de la pobreza.
Tener toda la vida y no reconocerla.
Agujeros rellenos de nada
en una calavera
que flota en espuma negra de nata.
Con De de ignorancia.

Recuerda al abuelo y a la abuela
y su fuego sobre una piedra.

Dentro de poco se casan
las ideas y la magia.
¡Es todo tan fácil!


martes, 28 de agosto de 2012

Sin colores

Sin colores.
Cruces
hechas leyes de las naciones,
todo deformaciones
de las pobres luces
que consiguieron pocos trabajadores
guerreando contra algunos dueños,
los jefes de los pueblos
y las religiones.
Aquí una puerta
que si la mantienes abierta
seguirá oliendo a huerta.

Si la dejas y la cierran
costará abrirla
peleas y vidas.
Estiércol harán de ella.
El aire olerá a bruma,
vidas húmedas,
sin fuerza.

No será así
pues siempre las cosas acaban distintas
a como desde el pasado se miran
pero una vez sangrada la herida
y cosida
costará recuperar la vida
con sus sabores,
con sus emociones,
con sus libertades,
como tú la quieres,
tal como la tienes,
con sus colores.
Dolerá disfrutar el respirar,
sencillamente,
el aire.

domingo, 26 de agosto de 2012

Tras la solapa blanca

Tus renglones,
tantas palabras
que son poco
y casi nada.
Me olvido de todos tus nombres.
Imposible olvidarlos
hermosos todos.
Vuelo de pájaros.
Escribiré del tiempo y de tus letras,
son tuyas
y a mí me encanta leerlas,
me gustan.

¡Y cómo!

Tantas palabras,
pocas para una carta,
pocas de tan intenso el saborearlas.
Tuyas.
Tuyas todas y entretenidas.
Muchas por la intensidad leída.
Lo tienes todo.

Escribes y piensas.
Y las guardas,
sí,
como yo,
más allá de la solapa,
así me entran.

Ya lo sabes.
Y el tiempo se escapa
cuando juegas a atraparlas
en tus renglones
a todas las letras de cada palabra.
Como aleteo de aves.

Tres últimas,
por escribir,
tres palabras,
a ti gracias.

Adivino que cada vez te gustan más las gracias.
Sinceras gracias.
Me gusta tanto escribir que no quedaron ni penúltimas.

A ti gracias.

sábado, 25 de agosto de 2012

El traje

Por hilo el nácar,
en el tiempo nada
y trabaja la ostra
uniforme de plata.
Viste la basura de belleza
en ardua tarea laboriosa,
la transforma en perla
esférica y hermosa.

jueves, 23 de agosto de 2012

La prensa

Palabras que callan
en un país que sangra,
lavadas,
apagadas,
palabras pintadas
de cosas que no pasan
mientras la gente que trabaja
toca el botón y pasa,
y pasa,
y pasa...
¿Otra página?
¿Otro canal que resbala en la pantalla?
¿Qué sucede? Nada.

Vuelven.
Pasan y se callan.
Más veces.

Casa,
la luz apagada,
en la mirada vidas de porcelana
y de seda.
El botón lo aprieta
el callo de piedra,
uno de ellos,
de uno de los dedos
de cualquiera.
Son así los que aprietan.
Sentados.
Muros de piedra las manos,
sepulturas,
la piel es callos
cincelados cual estelas,
contenedor de la basura
arrastrada por el asfalto.

Cerebros llenos de callos
los que mensajean
y los que miran la partitura.

Cables colgando
entre la televisión y los ojos,
mas cables entre los ojos y el periódico,
otro cable a la revista del corazón loco,
y a la del cuerdo.
Todo ilusión y colores,
todo pagado con sudores de libertades.

Ay, Ay, Ay... Millones de Ayes.
Temores.
Vanalidades.

El cielo en lo alto
pletórico de nubes y de soles,
invisibles,
que no existen dicen,
lavadas,
apagadas
entre las palabras
las nubes blancas.

Luces.
Cruces.
Luces que son cruces.
Lecturas sin palabras
y la piel desgarrada.
Neuronas desangradas.

Mentiras
de pantalla y tinta.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Dios del gusano

Poco valor tiene la vida
si ves un gusano y lo pisas
porque sí,
cual dios bárbaro
trueno de los humanos.
No creo en ser así feliz.

domingo, 19 de agosto de 2012

Los hombres y el bosque

Entre los árboles
como ramas del bosque
barbaridades de animales
los hechos de los hombres.
Mucha hambre
poco goce.
Vómitos en la noche.
Días para emborracharse.
Vidas en balde.
Pobre hombre.

viernes, 17 de agosto de 2012

Un verso

Un verso es lo que tú quieras.
Unas letras que hablan:
al escribirlas, fiesta;
al leerlas, el placer de las palabras.

Venderte

Acostumbrados a homenajear a gente que muere
te saludo a ti que naces
a este mundo que quiere venderte
y que has de ganarte.
Te saludo, egoísta, para que nos salves.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Pruebas con el teclado

Pruebas con el teclado.
De nombre tiene
algo como trazado,
si no, se le parece.
Así escribo teléfono en mano.
Cual serpiente,
arrancando en una letra
con el dedo que quiera
lo arrastro a la siguiente
y a la otra, y a la otra
sin levantarlo de la pantalla
hasta finalizar la palabra.
Parece no tener más historia.
Poco a poco se aprenden
estas cosas nuevas
como si fueran de siempre.

El móvil.
No llamo a casi nadie
pero si esto funciona hoy
escribiré en los viajes
tantas letras como gotas
saltan salpicando los mares
de la tierra redonda.

Vuelvo a escribir.
Ya llevo días, semanas y meses
dibujando en la pantalla sierpes,
miles de palabras que escribí.
Maravilla,
disfruta la mente mientras viaja,
muchas veces sobre las vías
conjuga las palabras,
otras en el auto,
también sentado que no pilotando.
Al entrar en casa,
viajado,
el cerebro llega descansado,
disfrutado.

No es que yo sea hábil,
es que es fácil.
Hace una generación de aparatos
difícil imaginarlo.

domingo, 12 de agosto de 2012

La importancia de la sonrisa de un paria

Anteayer vi el sol y dijo
que ayer volvería a salir
mas ayer vi que no vino.
Un rayo que llegó a mí
desde la nube blanca
me dijo venir de él
y que la luz vertida
por las gotas evaporadas
era luz suya
clavada en el agua
y de ella reflejada.

Es fácil de creer
en una vida repetida.
Algunas veces no se ve así
pero el sol siempre pasa
aunque no lo vea salir.
Hoy ya sé que luce también
mientras giro en torno a él,
nadie ha descubierto
distinta evidencia
así que sigo creyendo
en el dinero como ciencia.

No es cierto
aunque lo practique a conciencia
que su importancia,
la de Don dinero,
sea tanta como la que leo
en la sonrisa de un paria.
Poco hecho
y mucha palabra,
verborrea barata
pero así lo veo.
Son cosa de la ignorancia
los hechos,
de mi cómoda aristocracia,
mas ya empiezo.

En mi gimnasia diaria,
aún existiendo,
ya no manda.
Si no es la órbita la que cambia
quizás miraba con gafas ancianas.
No me resulta fácil entenderlo
después de tanto tiempo creyendo.

sábado, 11 de agosto de 2012

Tobogán verde

Desciende
por el tobogán verde,
gota de lluvia
y brizna de hierba
se funden en única
mirada tierna y bella.
Gozaste?
En mí ardió tanto placer en un instante
que sobre el tapiz verde tuve que llorarte.

viernes, 10 de agosto de 2012

Amigos

Amigo,
te quiero.
Te quiero amigo,
eterno.
Te quiero siempre.
Amigos,
amigo de siempre.
Fuimos.
Seremos.
Amigos eternamente.

Pequeñas líneas

Las coloco en pilas,
letras en pequeñas líneas
así de diminutas,
cortitas,
chicas,
como niñas,
para que pases por encima
pupila a pupila
mientras disfrutan
esas tus retinas
y el cerebro se engalana de vida.
Fue para tus ojos,
es para todos.

lunes, 6 de agosto de 2012

Sonrisas

Mañana es la pasión de la vida;
después,
si mejor lo prefieres
porque no es tan lejos;
luego,
que está ahí;
ya,
que es tan cerca como aquí.

En realidad,
sin algún futuro
seríamos nada más
que un vacío que fue.
La flor que fuiste ayer
la recuerdan mis ojos
aunque no te ven.

Hoy que me quedé solo
cojo unas letras y vuelvo a leer,
leyéndote vivo en ti
para escribir
que fuiste ayer.
Te perdí.
Si no es mañana
el año que viene otra vez.
Te miro.
Sonrío.
Son tus palabras
una almohada para el alma.

Escribiendo dibujo,
sin ti y contigo,
un futuro.

Firefox